Agitació i propaganda

Exposiciones
Alba Mayol Curci, Tjasa Kancler, Itziar Zorita. Proceso de tutoría: Domènec.
01.10 — 12.11 / 2009 / 20h 00
Sala d'Art Jove

 
Agitació i propaganda parte del supuesto de que el arte y la política son elementos indisociables y que en su convergencia es donde se producen tanto las estéticas del sistema político (las retóricas del poder, la propaganda política, etcétera) como el reconocimiento que cualquier tipo de representación se articula igualmente por medio de una intencionalidad política.
 
En este sentido, los diferentes proyectos que se reúnen en Agitació i propaganda  llevan también implícita una reflexión alrededor de su propia política, encontrando en el desarrollo de dinámicas colaborativas y de participación social la posibilidad de plantear alternativas tan a nivel de representación como con respecto al proceso de realización.
 
Tjasa Kancler. Hit-to-kill
Proyecto de vídeo documental en torno al despliegue del escudo antimisiles de Esados Unidos en el territorio europeo, con el que se pone énfasis en los componentes políticos y estratégicos de los emplazamientos, así como se indaga en torno a conceptos como son la seguridad, la democracia, la desinformación, la propaganda y la resistencia. El proyecto se engloba en la serie de trabajos que desarrolla la artista, llamada www.p-a-r-a-d-i-g-m-a.net. Se trata de un archivo que se realiza y gestiona de manera colaborativa y que tiene por finalidad producir una lectura crítica de la manipulación mediática que se genera en torno a los conflictos bélicos actuales.
 
Itziar Zorita. Camaradas, ciudadanos, hermanos y hermanas
Proyecto de vídeo en torno a la retórica política, por el que se ha contado con la realización de un trabajo de colaboración con un grupo de jóvenes de Mataró por escenificar algunos fragmentos de grandes discursos políticos que han marcado la historia del siglo XX. En este sentido, la artista ha propuesto la articulación de un único texto que se forma a través de rasgos retóricos de diferentes discursos políticos, con la intención de poner de relieve las fórmulas para captivar y generar entusiasmo que se utilicen desde este ámbito. Con la colaboración de Can Xalant Centre de Creació i Pensament Contemporani de Mataró y la Associació de Veïns Pla d’en Boet, también de Mataró, se procedió a la organización de un taller de teatro dirigido a jóvenes de la ciudad y que tenía por finalidad producir este trabajo videográfico, al mismo tiempo que hacer extensible a los participantes este marco de reflexión en torno a la representación de la política.
 
Alba Mayol. Anamnesi/ Cartografies
Proyecto en torno a la recuperación de la memoria histórica que se ha realizado en colaboración con los supervivientes de la Lleva del 41, llamada Lleva del Biberó, movilizada el 1938 durante la guerra civil española. El proyecto parte del cuestionamiento de las formas de representación con que se narran los hechos históricos. En este sentido, la artista ha trabajado de conjunto con los supervivientes con tal de realizar un ejercicio de dibujo de cartografías del frente de batalla, los cuales se construyen en este caso según la lógica de la memoria individual y las narrativas personales.
 

 
Algunas notas dispersas alrededor de una tarima. Escenarios de la política, fotografías, espectros, fanasmas y otros fenómenos paranormales.
 
1. UNA TARIMA EN LA PLAZA SVERDLOV
 
Una sencilla tarima de madera de pino sin pintar, construida con prisas. Lugar: la plaza Sverdlov delante del teatro Bolshoi en Moscú. Día: el 5 de mayo de 1920. Tres años después de la revolución de octubre de 1917. Unos miles de personas están concentradas. Encima de la tarima, tres personas. En un lugar destacado podemos ver a Lenin arengando a las tropas a punto de partir hacia el frente de Polonia. Al lado, a su derecha, está Trotski, que en ese momento dirigía el Ejército Rojo, y detrás de él podemos distinguir a Kamenev.
 
El lenguaje corporal de Lenin es impecable: el cuerpo inclinado hacia las masas como un mascarón de proa del barco de la revolución. Alrededor, sin embargo, de esta simple tarima, de este humilde dispositivo arquitectónico, se despliega toda una oscura y compleja trama… Una trágica historia de aspectros y fantásmas.
 
El fotógrafo G.P. Goldshtein realizó una secuéncia de fotografías del acto. La foto principal de la secuencia, en la que podemos ver a Lenin arengando a las masas, con Trotsky y Kamenev al lado, rápidamente circula por todo el mundo y adquiere una condición icónica. Se convierte en un símbolo de la Revolución, un icono comparable al retrato del Che hecho por Korda.
 
Con Stalin al poder, el 1927, Trotski y Kamenev fueron expulsados del partido comunista y a partir de aquel momento la fotografía original o reproducida íntegramente no se mostró nunca más en la Unión Soviética. En las posteriores reproducciones, Trotski y Kamenev fueron reemplazados por unos tablones de madera: eliminados, borrados, transferidos de repente a la condición de fantasmas de la historia. En 1933, el destacado pintor del realismo soviético Isaac Brodski recibió el encargo de reproducir la famosa escena en una gran tela: en lugar de la tarima que originalmente ocupaban Trotski y Kamenev, él pintó dos periodistas. La obra se conviertió en una de las máximas atracciones del Museo Lenin de Moscú y se imprimieron millones de reproducciones. Kamenev fue condenado a muerte y fusilado el 25 de agosto de 1936. Trotsky fue asesinado en la Ciudad de México el 21 de agosto de 1940, por Ramon Mercader, agente de Stalin. El mismo año 1920, El Lissitzky diseñó una tribuna móvil de estética constructivista para que la utilizara Lenin en sus mítings por todo el país. Artista clave de la vanguarda Rusa, diseñó obras de propaganda al servicio de la revolución y la Unión Soviética, dedicándose intensamente a partir de los años 20, a la arquitectura y a los diseños de exposiciones. En el fotomontaje del proyecto de la tribuna, El Lissitzky utilizó la imagen de Lenin inclinado hacia las masas, recorte de la famosa foto de Goldshtein.
 
2. ARQUITECTURA BLANCA PARA LAS CAMISAS NEGRAS
 
Los paradigmas expositivos de Lissitzky se convirtieron enseguida en la gramática de un nuevo uso de la fotografía en el espacio de exposición. Esta influencia se ve claramente en la Mostra della Revolucione Fascista de Roma, en 1932. En la sala diseñada por el arquitecto Giuseppe Terragni, se presentaba un fotomontaje monumental titulado: “Cómo atraen las palabras elocuentes de Mussolini al pueblo italiano con la fuerza de una turbina y lo convierten al fascismo”. El mural mostraba la clara influencia de los fotomontajes de Gustav Klucis y Lissitzky.
 
Giuseppe Terragni fue el más importante arquitecto racionalista de Italia; la casa del Fascio de Cuomo es su obra capital. Terragni era un fascista convencido y su casa del Fascio tiene tanta carga ideológica como cualquier proyecto de Speer diseñado a mayor gloria de Hitler, y sin embargo, el edificio es magnífico y sutil,  sin caer en los bastos trucos de cartón piedra de la escenografía totalitaria. Terragni proyecta un cubo de cristal en lugar del habitual templo clásico. En un texto sobre el proyecto, escribe: «“El fascismo es una casa de cristal”, declara el Duce; y el sentido metafórico de la frase indica y esboza las cualidades orgánicas, de claredad y honestidad de la construcción. »
 
El 7 de mayo de 1936, con motivo de la caída de Addis Abeba y de la proclamación del Nuevo Imperio Romano, tuvo lugar una concentración delante de la casa del Fascio de Cuomo. En la fotografía que documenta el acto podemos ver una multitud de gente delante de la fachada del edificio. En el gran muro de la derecha se colocó un gran retrato de Mussolini.
 
El trabajo de Terragni fue un inevitable motivo de incomodidad crítica para la historiografía poterior a la II Guerra Mundial. ¿Cómo separar la calidad arquitectónica de sus obras de su compromiso con el siniestro régimen fascista? A partir del 1945, en muchas publicaciones y trabajos sobre la obra de Terragni, esta fotografía se ha publicado manipulada. En la versión “definitiva” desaparece cualquier referencia a la implicación política: se borra el retrato de Mussolini, solo podemos ver una multitud concentrada delante de un edificio blanco de geometría perfecta, desnudo de cualquier significado: pura arquitectura moderna.
 
3. CAMIONES FANTASMAS EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD
 
El 5 de febrero de 2002, el Secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, se presentó en el Consejo de Seguridad de la ONU con un seguido de dibujos y esquemas –pruebas irrefutables de unos pretendidos laboratorios móviles para la fabricación y producción de armas biológicas dentro de camiones y vagones de tren- con el objetivo de convencer y demostrar la gran amenaza que representaba Iraq. Después de la guerra quedó demostrado que todo fue una gran mentira. Ya no importaba. Los dibujos habían cumplido su propósito. El mensaje que Powell transmitió a todo el mundo no hablaba de sospechas, hablaba de una amenaza evidente, y lo hizo de manera muy efectiva, sobre todo para la opinión pública norteamericana: unos dibujos que tenían una apariencia muy real.
 
Domènec